Archivo del sitio

Especial 300 entradas. Una breve reflexión.

Bueno bueno bueno, sinceramente nunca pensé plantarme aquí para hacer un especial 300 entradas. Se dice pronto pero son ya cuatro años y cinco meses lo que lleva abierto este blog (en realidad son pocas entradas para tanto tiempo). Este especial me lo planteo como reflexión de lo que es mi día a día intentado llegar a la gente y de mi forma de verlo.

stats-4

Empecemos hablando del tiempo que dedico a todo esto y de esa forma entenderemos mejor donde quiero llegar. Desde hace 5 años y medio, puedo asegurar que he dedicado una media de 4 horas diarias a mantener y difundir mi trabajo como fotógrafo (en este ultimo tiempo vídeo también). Esto sin contar el tiempo que he dedicado a hacer esas fotos o vídeos. En definitiva durante este tiempo he tenido muchos días (muchísimos) donde he dedicado 8 horas o más a todo esto (sin cobrar un duro) lo cual sería igual a una jornada completa de trabajo. Si hiciéramos cálculos quedaría algo así:

Pre producción: 2 – 5 horas
Producción: 2 – 8 horas
Post producción: 1 – 5 horas
Difusión: 1 – 2 horas

Esto nos deja que en un trabajo medio invierto diez horas aprox desde que se me ocurre la idea hasta que el resultado final está en la red. Esta idea puede ser una foto o un vídeo pero a lo sumo algo que se puede ver en 1 minuto si es una foto o en 15 minutos como muchísimo si es un vídeo.

Al día dedico una burrada de horas entre redes sociales, blog, web y youtube y el resto del tiempo (productivo) lo paso disparando.

A donde quiero llegar con todo esto. Simplemente a lo importante que es para una persona como yo un simple like o un comentario, ya que no se trata de a más likes más guay eres si no que por cada like esa foto se difunde un poco más a través de las redes, un like puede suponer que otras cien personas vean tu foto, y al fin y al cabo ver una foto y darle like no lleva más de un minuto. Hablo siempre partiendo de que la foto nos gusta.

En definitiva, mi reflexión viene al darme cuenta que si hiciera todo esto por dinero o fama hace ya mucho que lo hubiera dejado porque ni una ni otra. Sin embargo prefiero verlo por la parte buena. Primero que es algo que me hace sentir bien, estar motivado y tener algo en que trabajar día a día. Segundo, estoy ofreciendo a algunas personas el poder tener recuerdos bonitos de sus días y es algo que no todo el mundo puede decir/hacer.

stats-5

De toda esta reflexión nace este vídeo que hice hace poco para mi canal de youtube, donde la preguntas es: ¿Y tu? ¿Como prefieres ver las cosas?.

Yo seguiré con lo mio, haciendo lo que me gusta día a día y que la recompensa sea la que sea mientras yo siga inspirado y motivado.

A quedado todo muy bohemio, pero después de 300 entradas creo que me lo podía permitir.

Muchas gracias si habéis leído todo esto y recordad: el mejor regalo para los que nos dedicamos a crear contenido es la difusión no el alago fácil. Fuerza y a por 300 entradas más! Abrazacos!.

Anuncios

El Beso

PC1600981.jpg

Es increíble lo diferente que puede ser la percepción de las personas en cuanto a un mismo asunto. Os pondré un ejemplo del siglo XXI. Los besos del whatsapp… Parece algo tonto pero todos sabemos que tienen su aquel. En mi caso siempre utilizo el beso con corazón (quitando contadas ocasiones), los otros me parecen cutres y poco melodramáticos, además pienso que en el mundo que vivimos no está de más ir repartiendo corazones. Sin embargo, solo con una persona utilizo el beso mas soso, el borde, el de dos puntitos por ojos.

He aquí la cuestión, la gente suele utilizar el beso-corazón solo con sus novios, mejores amigos, familia, en definitiva seres especiales, porque para ellos representa la forma más cariñosa de un emoticono en whassap. Sin embargo yo he hecho del más soso y feo, el emoticono más especial y con más significado.

Porque suelto todo esto, pues simplemente porque cuando tu pones un beso con corazón la gente se limita a interpretarlo a su manera pero no se molestan en averiguar que significado tiene realmente para ti. Simplemente se limitan a pensar que te guías por las mismas reglas y esto señoras y señores se puede aplicar a cualquier cosa en la vida. Nos limitamos a pensar que nuestro punto de vista o que nuestra interpretación ha de ser la correcta y acabamos por no dedicarle tiempo a descubrir el verdadero significado de las cosas. Obviamente no podemos averiguarlo todo de todo el mundo, pero muchas veces por pereza, vergüenza o incluso miedo, dejamos pasar la oportunidad de conocer a alguien que posiblemente el día de mañana sería especial en nuestras vidas.

Concluyendo. Hoy puede ser el día en que conozcas a esa persona especial, pero para ello pongamos de nuestra parte, no nos limitemos a esperar y molestemonos en averiguar el significado de las cosas. Que algo distinto y fuera de los cánones se convierta en algo especial para ti creo que es lo mas bonito que le puede pasar a una persona. Un lugar, un objeto, una palabra o un simple emoticono de whatsapp, lo que sea, pero con un significado que solo aquellos que realmente se molesten en conocerte acaben entendiendo. Y señoras y señores, esas son las personas a las que me dirijo cuando me levanto y tuiteo, BUENOS DÍAS.

FLP: Haruki Murakami

A un mes de terminar el año 2011 y con muchas ganas de empezar otro nuevo año con la gente que sé que se pasa por aquí día a día, inaguro una sección que me ayudará a partir de ahora a desahogarme. Está sección me servirá para poder hablaros de otras cosas que no sea fotografía pero que de una u otra forma mantienen una relación. De esta forma podre hablar en el blog de otras cosas que me gustan sin dejar de lado la esencia. Sección reflexiva/off-topic a la que he querido llamar: Faltan las palabras (FLP). Premio para mi por la originalidad. Y sin más dilación, la primera entrega de la nueva sección la inagura:

HARUKI MURAKAMI

El primer libro que leí de Murakami fue “El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas”, el cual se convirtió inmediatamente en mi libro favorito, al menos entre todo lo que he leído hasta ahora. Como lector me apasiona su forma de escribir y por supuesto sus relatos que te sumergen en mundos increíbles, pero estas lineas no las quiero dedicar a mi visión Lector/Autor, este ensayo quiero que sea más un Fotógrafo/Escritor.

A los pocos capítulos de empezar mi primer libro de Murakami, me di cuenta que era un escritor al que leer con calma. Con el no vale engullir páginas y páginas para completar una trama. Murakami te introduce en una historia con una trama dosificada. Un personaje a de ir de un punto “A” a un punto “B” por “X” situaciones, a partir de esa base lo que hace Murakami es contarte “A” y hacerte visualizar el camino hasta “B” de una forma que cuando vuelves al mundo real miras atrás como si ese camino estuviera ahí. Buscas ese cartel callejero que te a descrito, o ese coche que dice pasaba por allí, o esperas escuchar esa canción que cuenta sonaba en una radio y que te ha descrito de tal forma que por momentos consigues escucharla.

Aquí entra el porqué un fotógrafo habla de un escritor de novela en un blog de fotografía que irónicamente se llama “Sobran las palabras”. Linea tras linea intento imaginar a Murakami con una clásica y hermosa Leica de carrete de la cual en vez de negativos, salen palabras. Su forma de ver y contar el mundo que rodea a sus personajes es propia de un fotógrafo inquieto que se lanza a la calle y no deja pasar ni un solo detalle.

Para entender esto mejor propongo un ejercicio simple:
Imaginemos a un escritor que escribe una novela frenética en la que de principio a fin la trama no deja descanso.
Ahora imaginemos que en vez de un escritor es un viandante cualquiera que sale de su casa para dirigirse a un punto concreto. Durante ese trayecto tampoco existe descanso y el único objetivo es llegar al punto deseado.

Ahora el escritor tiene nombre: Haruki Murakami. Como bien he dicho antes él también propone una trama, pero a diferencia del primer autor de este ejercicio, introduce momentos de recapacitación y sobre todo intenta situarnos dentro de la trama haciéndonos imaginar lo mejor posible el entorno.
Lo que nos lleva ahora al viandante, imaginemos que esta vez lleva consigo su cámara e igualmente mantiene un rumbo y objetivo, pero durante el trayecto parará en más de una ocasión a retratar esos detalles los cuales muchas veces solo quien los busca, los encuentra.

Todo esto es el resultado de intentar descubrir porque sentía esa empatia con este autor. Los personajes no tienen nada que ver conmigo y ni mucho menos a mi me pasan las cosas que a ellos en sus libros, pero algo me hacia empatizar con cada capítulo y al final comprendí que lo que hacia que me fascinara es el ojo “fotográfico” del autor. Ahora estoy empapándome de nuevo con todas estas visiones gracias a 1Q84 y necesitaba justificar mi agrado y admiración. Con esta reflexión foto-literaria queda inagurada las sección “Faltan las Palabras”.

Haruki Murakami (Foto bajada de google)

A %d blogueros les gusta esto: